Qué es el EMDR

El EMDR es una técnica de desensibilización emocional y reprocesamiento de la información que empleamos en psicoterapia con pacientes que han vivido experiencias traumáticas. Su gran eficacia ha hecho que desde el año 2010 cuente con el respaldo del National Registry of Evidence-based Programs and Practice (NRPP), que reconoce a EMDR como Psicoterapia basada en la Evidencia, el reconocimiento más alto que otorga dicha entidad.

En qué consiste el tratamiento EMDR

El tratamiento EMDR nos permite acceder, mediante la estimulación bilateral de los hemisferios cerebrales, a las emociones, las sensaciones físicas y los pensamientos negativos asociados a recuerdos de experiencias traumáticas que quedaron bloqueados en nuestro cerebro debido a la alta activación emocional que nos provocaron esas experiencias. Así, nuestro cerebro puede reactivar su funcionamiento normal y buscar entre nuestros recursos internos para que ese recuerdo perturbador se pueda convertir en una experiencia de aprendizaje.

¿Para quién está aconsejado el tratamiento de EMDR?

El tratamiento de EMDR fue desarrollado para desensibilizar y reprocesar traumas psicológicos (como accidentes o abusos sexuales, físicos o psicológicos), pero nuestra experiencia clínica y diversos estudios científicos nos evidencian que los psicoterapeutas podemos emplear EMDR para una multitud de problemas psicológicos, que aparentemente no tienen ese componente traumático, como trastornos del sueño o de la alimentación, dificultad para relacionarse con los demás, ansiedad, depresión o conductas adictivas.

Fases del tratamiento EMDR:

Cuando trabajamos con EMDR lo primero que hacemos es ayudar al paciente a identificar y tener presentes las imágenes, emociones, sensaciones físicas y los pensamientos negativos asociados a sus recuerdos traumáticos. A partir de este momento, el paciente únicamente tiene que “observar y sentir lo que su cerebro le trae” como consecuencia de la estimulación bilateral.

Una vez que el paciente “se ha metido” en las escenas del recuerdo, iniciamos las tandas de estimulación bilateral (mediante movimientos oculares, tappping o sonidos alternos) para reactivar el mecanismo de curación natural del cerebro. Entre tanda y tanda, el paciente cuenta, brevemente, los cambios que se van produciendo en las emociones, las escenas y los pensamientos como consecuencia de los desbloqueos que se van produciendo en su cerebro. El objetivo es llegar a una escena de solución en la que ya no hay perturbación, las emociones y las sensaciones físicas no son desagradables y aparece y se instala un pensamiento positivo asociado a ese recuerdo.

Es frecuente que durante las sesiones de EMDR aparezcan recuerdos que el paciente tuviera olvidados, y que se trabajarían en caso de que le causaran perturbación.

También es posible que entre sesión y sesión, dado que el cerebro ha reiniciado su funcionamiento normal, vayan surgiendo nuevas escenas o sensaciones, que se revisarán en sesión para enriquecer el trabajo ya realizado.

El resultado final es la generación de una nueva narrativa de la situación traumática que, gracias al reprocesamiento, se convierte en una experiencia de aprendizaje vital.

Especialistas en EMDR en Madrid

En nuestro Centro De Psicología De Madrid tenemos especialistas con formación específica en EMDR y en trauma, lo que nos permite entender los síntomas del paciente y situarnos en su historia y observarla casi con sus propios ojos. Sólo de esta manera podemos comprenderle plenamente y ayudarle a recuperar el equilibrio y bienestar emocional.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Puntuación de 4,88 sobre 5 (8 votos)
Cargando…