Hoy vamos a explicar qué es un ataque de ansiedad, qué efectos tiene, cómo podemos controlarlo y os explicaremos cómo servirnos de la hipnosis clínica para controlarlo.

Queremos empezar el artículo explicando que un ataque de ansiedad y un ataque de pánico son exactamente la mismo. Tienen los mismo síntomas y se controlan de la misma manera. Vamos a ver algunas de las claves para entender estos episodios.

¿En qué consiste un ataque de ansiedad?

El ataque de ansiedad (o de pánico) es una reacción de ansiedad muy intensa, acompañada de la sensación de falta de capacidad para controlar esta reacción, e incluso la convicción de que uno puede llegar a morir en ese momento.

Estas crisis pueden aparecer en cualquier momento, por lo que es muy importante detectar las situaciones, pensamientos o estados de ánimo que las provocan para aprender a controlarlas en el futuro.

Motivos por los que se origina un ataque de ansiedad

Como ya hemos visto, un ataque de ansiedad siempre está originado por una situación de estrés o un pensamiento desagradable. Una mala interpretación de los síntomas de ansiedad nos llevan a tener pensamientos catastrofistas, preocupantes. El paciente piensa que se va a morir, que no puede respirar, que va a tener un ataque al corazón. Esta sensación provoca hiperventilación (respiración agitada) lo que aumenta los síntomas en poco tiempo, causando el ataque de ansiedad.

En definitiva podemos decir que el ataque de ansiedad se produce por el miedo a tener un ataque de ansiedad. Por eso es tan importante saber diferenciar la ansiedad de un ataque, y conocer muy bien los síntomas y formas de controlarlos.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de ansiedad?

Un ataque de pánico es la aparición súbita de miedo intenso o de malestar intenso que alcanza su máxima expresión en minutos y durante este tiempo se producen cuatro (o más) de los síntomas siguientes:

  • Palpitaciones, golpeteo del corazón o aceleración de la frecuencia cardiaca.
  • Sudoración.
  • Temblor o sacudidas.
  • Sensación de dificultad para respirar o de asfixia.
  • Sensación de ahogo.
  • Dolor o molestias en el tórax.
  • Náuseas o malestar abdominal.
  • Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo.
  • Parestesias (sensación de entumecimiento o de hormigueo).
  • Escalofríos o sensación de calor.
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separarse de uno mismo).
  • Miedo a perder el control o de “volverse loco.”
  • Miedo a morir.

adios ansiedad

Cómo controlar un ataque de ansiedad

Lo primero que debemos recordar es que un ataque de ansiedad se produce por el miedo a tener un ataque de ansiedad. Si ya has tenido alguno anteriormente es más probable que se repita si nos encontramos en situaciones parecidas a la vez anterior. El miedo a volver a pasarlo es lo que nos va a activar y acelerar los síntomas y si no lo controlamos inevitablemente volveremos a sufrirlo.

¿Cómo lo controlamos? Lo principal es la respiración. Debemos dejar de vivir con esa amenaza, controlar nuestras emociones, y respirar con tranquilidad.

Hipnosis clínica para controlar los ataques de ansiedad

Desde Centro de Psicología de Madrid podemos enseñarte a controlar un ataque de la ansiedad gracias a la hipnosis clínica y EMDR. Nuestro equipo de expertos lleva años utilizando estas dos técnicas como terapias para conseguir acceder a los recursos más inconscientes del paciente y activar su propia capacidad de autocuración.

Si necesita más información sobre estas técnicas puede contactar con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarle.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Puntuación de 4,80 sobre 5 (5 votos)
Cargando…